17.9.09

Aprendiendo

Con el tiempo aprendí a comprender diferentes puntos de vista y a tolerar; a saber defenderme cuando hay que hacerlo y a hablar cuando algo no está bien si me está haciendo daño a mí.
Las diferentes circunstancias diarias me hicieron ver, que no habían errores porque simplemente era capricho e inmadurez...

Aunque parezca extraño mencionarlo, doy gracias a cada señal que dejaron otras, siempre tan obvias para darme cuenta que la soledad nunca fue tu compañera como me pretendiste hacerlo creer. No me subestimes... sabías que yo sabía lo que realmente pasaba y pasa.

No hay peor mentira que la que crea una justificación eterna de un mal hábito que no se quiere reconocer, y no hay peor daño que el orgullo que no permite ver.

Hoy te alejas de nuevo... Hoy no me duele más.

2 comentarios:

Gama dijo...

llega un momento donde logramos separar esa "dependencia de" o "dependencia a", llega el momento en que descubrimos que realmente valemos demasiado como para esperar, para pedir y suplicar. Espero que ese momento este en sus comienzos y estes muy bien. Un abrazo

P. Vargas dijo...

Amiga me alegra hasta cierto punto que hayas podido leer las señales y decidir avanzar, es triste y duro al mismo tiempo, pero nada en esta vida llega por casualidad, un amigo decía "Lo bueno es enemigo de lo mejor", espero que esos días pasen pronto por tu casa, saludos, un abrazo!

Ellos siguen los Zapatos Rojos

Zapatos Rojos © 2008 | Coded by Randomness | Illustration by Wai | Design by betterinpink!